XVII ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES

Del 24 al 26 de Abril celebraremos el XVII Encuentro Misionero de Jóvenes, "LA IGLESIA NECESITA DE TU COMPROMISO", en El Escorial. 

En este Encuentro se pretende resaltar el papel protagonista de los jóvenes en la Iglesia y en la sociedad que ha sido puesto de relieve muchas veces por el papa Francisco. El Encuentro se realizará en un clima de convivencia fraterna donde los tiempos libres, los momentos de oración y las actividades lúdicas contribuirán a reforzar la amistad y el compromiso solidario de todos con la misión.

Si tienes entre 18 y 35 años, y estás interesado por la actividad misionera de la Iglesia, o quieres participar en experiencias misioneras temporales ¡Contamos contigo!¡Te esperamos!¡Apúntate!.


Para más información e inscripción puedes ponerte en contacto con la delegación de misiones: palencia@omp.es

Recordar a los misioneros españoles en Hispanoamérica y colaborar con ellos ese es el fin de esta jornada. En el programa “Tú eres misión”, el programa de Obras Misionales Pontificias en TRECE, se hablará de este Día de Hispanoamérica, que se celebra el próximo 1 de marzo. Cada primer domingo de marzo, la Iglesia española celebra esta jornada, en la que tiene tan presente a las Iglesias hermanas de América. Se entrevistará al padre Javier Pedraza, sacerdote diocesano de Madrid y miembro de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA), con 18 años de experiencia misionera en Brasil. Hablará de su experiencia misionera en las diócesis brasileñas de Feira de Santana y Ruy Barbosa, cerca de Bahía.
La tertulia del programa se dedicará también a Hispanoamérica. En ella estarán presentes un matrimonio misionero, Virginia Cuenca y Juan Carlos García, que han estado más de tres años en misión en Latinoamérica, y la hermana Regina Zapata, de las Religiosas misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena, las conocidas Lauritas. Regina, natural de Medellín, Colombia, ha sido misionera en el Congo, Haití y Angola.

El proyecto de Obras Misionales Pontificias presentado en esta ocasión tiene que ver con la Iglesia más joven del mundo, Mongolia. Tres misioneros llegaron en 1992 al país, tras el comunismo. En la actualidad hay más de 70 misioneros de 24 nacionalidades. Esta Iglesia naciente lleva adelante un trabajo de evangelización inmenso con hospitales, orfanatos o residencias de ancianos. Esta Iglesia cuenta, desde su nacimiento en 1992, con el apoyo anual de todos los católicos del mundo, a través de Obras Misionales Pontificias. En 2019, OMP destinó 68.700 euros. Estas ayudas son un goteo constante, que seguirá en el futuro, para que los mongoles puedan conocer a Jesucristo, y la buena noticia del Evangelio.

El programa se emite esta noche, a las 00:30, después de “El Cascabel”, y el próximo sábado a las 10:20.
También se puede seguir por internet en la web de TRECE.
CUARESMA

Tiempo de alegría y de esperanza. Nos recuerda y prepara para celebrar el acontecimiento más importante del año litúrgico y de la experiencia cristiana: El Misterio Pascual, la Muerte y Resurrección del Señor, que si lo miramos bien es un recuerdo peligroso y provocativo, el de la Pascua.
Pero por eso mismo, es tiempo de alegría y, a la vez, de intensificar la vida cristiana en tres direcciones:
La Limosna, como práctica solidaria de compartir con los pobres y excluidos. Bolivia últimamente, mejoró, pero está en el pelotón de los 5 países con mayor cantidad de pobres de la región. En el altiplano, los alumnos para ir a la escuela, tienen que andar 8 horas, 4 de ida y 4 de vuelta según la distancia de la comunidad.
El Ayuno, al decir del Papa Francisco “El verdadero ayuno es que los empresarios den el justo salario a sus empleados”. Ayunar hoy es vivir con lo suficiente y compartir una parte de su salario mensual con ese 14,7% de bolivianos que viven en extrema pobreza. Lectura orante de la Palabra de Dios, intensificada en la Cuaresma, que nos alienta en el camino, descubre el sentido de la vida y nos interroga y cuestiona. Somos verdaderos seguidores, discípulos de Jesús en la medida que somos más
humanos, es decir, más honrados, sinceros, honestos, solidarios llenos de bondad y como Jesús, pasamos por la vida haciendo el bien a todos. Y descubrimos también la alegría del Evangelio.Y precisamente ahí encontramos el gozo y sentido de la vida, el bienestar, la felicidad compartida, la alegría que nos trae la vida, el alivio en los dolores, dificultades y problemas encontrados.
Jesús advierte, en Mateo 6 veces, que tenemos que hacer la limosna y la oración en secreto. Deben quedar ocultas, que nadie lo vea, ni lo sepa, ni lo palpe. La cuaresma se inicia el Miércoles de Ceniza, con el rito simbólico de la imposición de la ceniza, como un acto de humildad, de reconocimiento de nuestra debilidad, donde impera la misericordia de Dios, se hace presente el buen padre Dios, que no
puede pasar sin los pecadores perdidos y extraviados. Les busca hasta que los encuentra y los recibe con los brazos abiertos. El Padre no se fija en los méritos de sus hijos, sino en sus necesidades y sufrimientos.

A Dios no se le teme, se le ama, no es una pared que nos separa, sino un abrazo
que nos estrecha.
El Dios de Jesús, no juzga, ni condena, ni castiga, ni amenaza, sino que acoge con
alegría. Es más, les prepara una fiesta, les ofrece un banquete, como en la parábola
del Hijo Pródigo (Lc. 15).
Entonces, ser católico, creyente convencido, es descubrir y vivir a Dios como Padre,
madre, ternura, compasión, como nos enseñó Jesús. Por eso, la Cuaresma, es
tiempo de alegría y de esperanza, que nos lleva a la Pascua, al encuentro con el
Viviente, el Resucitado.

Nicolás Castellanos Franco osa